Medio Ambiente de Montaña

28. dic., 2018

El haya es un árbol de porte majestuoso, erguido y esbelto que alcanza los 40 m. Tiene una corteza lisa y gris que semeja la pata de un elefante. Sus ramas se disponen horizontales sobre el tronco principal, de manera que proyecta una densa sombra bajo su copa. Las hojas son caducas, simples, alternas, elípticas u ovaladas, con los nervios muy marcados, miden 5-10 cm de largo y tienen el margen entero (si bien la lámina suele estar ondulada y puede parecer que el margen es sinuado o crenado). Además, son lampiñas por ambas caras excepto en el margen, que está orlado de pelillos a modo de cilios que se ven muy bien a contraluz.

La madera de haya es muy apreciada en la industria para la elaboración de diversos objetos porque es fácil de tallar, tornear, pulir y apenas tiene entrenudos. Además, por destilación se obtiene creosota, un compuesto aromático desinfectante de la madera, y alquitrán. Su leña es buena para quemar y producir carbón vegetal, aunque hay quienes piensan lo contrario a tenor del dicho popular español «Mal haya carbón de haya».

Los frutos son comestibles, muy nutritivos y energéticos, pero su abuso produce malestar de tripas y aerofagia. No obstante, al igual que las bellotas y las castañas, se consumen y guardan para que se mantengan frescos durante el invierno. En este sentido, hay un refrán castellano que dice: «Estratifica con maña, hayuco, bellota y castaña».

Fagus era el nombre que le daban los romanos al haya, a sus frutos y a su madera; sylvatica quiere decir ‘de las selvas’, ‘de los montes’.

23. dic., 2018

"El que antes de su muerte ha plantado un árbol, no ha vivido inútilmente."

23. dic., 2018


Los casi 600.000 km2 que abarcan la Península Ibérica y las Islas Baleares conforman un área de gran diversidad en cuanto a clima, altitud, distribución del territorio y tipos de sustratos. La influencia oceánica en Galicia, el norte de Portugal y la cornisa cantábrica favorece la presencia de especies que requieren mucha humedad, debido a las abundantes precipitaciones, las temperaturas suaves y las heladas escasas o inexistentes. La aridez de la cuenca del Ebro y del sureste ibérico propicia especies con requerimientos bajos de agua, que soportan bien la sequedad ambiental, el calor y unas precipitaciones muy escasas e irregulares. Las grandes variaciones de temperatura (continentalidad) del interior peninsular benefician a especies austeras que aguantan mucho calor en verano y heladas en invierno, con una distribución de las lluvias muy concentrada en la primavera y el otoño. El aislamiento geográfico de la alta montaña y la insularidad balear han favorecido endemismos (especies exclusivas de estos medios). A esto hay que añadir la barrera pirenaica y las zonas costeras, que han hecho de la región un espacio más aislado que otros. Finalmente, la calidez de la cuenca del Guadalquivir propicia especies adaptadas a un clima en general seco, temperaturas más o menos suaves y heladas escasas.

23. dic., 2018

GR13Natural, inaugura este nuevo apartado, intentando informar y concienciar lo importante que es el entrono donde nos movemos a la hora de practicar nuestro deporte pasión en la montaña.

Reducir a un breve resume una materia tan extensa y diversa en contenidos como el medio natural de montaña es algo sumamente difícil. Es por tanto que intentaremos de una forma simple, sencilla y práctica para poder llegar a todo el mundo.

Nos limitaremos a colgar información sobre fauna y Geología, con el único ánimo de poder comprender e interpretar nuestro entorno natural. No siendo profesional del tema, intentaré recopilar la mayor información posible, e invito a colaborar conmigo a todos los participantes, ya que cuanto más personas se impliquen, mejor serán los resultado.

23. dic., 2018

Los Beneficios de los Árboles.

Son numerosos los beneficios que obtenemos de los árboles: producen oxígenopurifican el medioambiente filtrando impurezas y metales pesados, frenan la erosión al sujetar con sus raíces el sustrato, limitan el impacto de la lluvia contra el suelo, favorecen la filtración de agua al reducir la velocidad a la que esta desciende, facilitan la precipitación reteniendo la humedad ambiental y del suelo, moderan la temperatura pues su presencia disminuye los cambios bruscos de frío y calor… Por otro lado, son de suma importancia como productores de madera, carbón vegetal, pasta de papel, resinas, flores y frutos, y como curtientes, tintóreos u ornamentales.